miércoles, 29 de enero de 2014

Espíritu Divino

Nadie está conforme con la vida que ha llevado. El éxito no te hace feliz. Los bienes materiales no te dan la gloria. A veces te visita la sensación de que la vida no tiene sentido. En ocasiones sientes que no puedes más. Siempre intentando cosas que jamás resultan. Asemejas un muerto en vida.  Sólo eres una actuación barata para los demás; esa máscara que se ha convertido en tu segunda cara, y que a veces, incluso, tú confundes con la primera. Has sido víctima de un complot, cómplice de trabajar para el drama y el sufrimiento. Pero la vida es una danza sagrada. Dentro de ti habita la morada de un Espíritu Divino.  Guerrero espiritual conquista tu alma; y todo lo demás vendrá por añadidura.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL EGO, EL ÉXITO Y LA NAVIDAD

Hay muchas definiciones de ego. Yo lo veo como esa fuerza que te arrastra, que te aprisiona, que te condena a que te afecten las opin...